Card image cap
Alejandro Villaneda Vásquez

Diseñador Industrial, Pontificia Universidad Javeriana // Especialista en Docencia Universitaria, Universidad El Bosque // Estudios Filosofía de la Ciencia, Universidad El Bosque // Certified IV in training and assessment, Box Hill institute // Estudiante doctorado Diseño, Fabricación y Gestión de productos industriales, Universidad Politécnica de Valencia.

villanedaalejandro@unbosque.edu.co

Asignaturas:

Docente investigador, comprometido con el desarrollo de proyectos asociados a la visibilización de la biodiversidad natural local y el desarrollo de la identidad del territorio mediante procesos creativos. Para llegar a esto, puedo decir que ha sido un proceso constante que se conecta desde mi infancia y que luego del proceso de estudio por el colegio y la universidad donde me gradúe como diseñador industrial, han emergido de manera natural esta vocación.

 

Diseñador Industrial en los 90’s

Decir que soy diseñador industrial es decir que no tuve el valor para retirarme a tiempo, tal vez por que el gusto por las papelerías y las ferreterías me anclaron a una profesión que no entendía muy bien: mejorar la condición de vida de otros que pueden pagar por un diseño, a partir de estéticas foráneas (diseño italiano, diseño alemán) que no coincidían con la realidad del país que conocía a partir de viajes que realice mientras era estudiante: San Agustín, La Guajira, Capurgana, Bahía Solano, Villavicencio.

 

Como un sueño

Luego de mi primer trabajo como profesional en una empresa de POP, decidí que esto no correspondía con mi visión de la vida; tras soñar con un mueble empecé un emprendimiento que me llevo a conectar con personas con posturas frente a la vida similares, así llegue a una ONG y trabajar con comunidades indígenas y conocer otras maneras de aproximarme a la realidad. En el 2002 ingrese a la universidad El Bosque y en Ingeniería Industrial dicte dibujo.

 

Perdiendo el control

El amor llego como menos pensaba y con ello el perder el control, creer en los sueños y arriesgarme a vivir. Si bien con Angela seguimos vinculados al trabajo con las comunidades indigenas nuestro enfoque trascendió lo institucional y decidimos continuar nuestro camino de manera independiente. En ese entonces el programa de diseño industrial ya había comenzado y dictaba las materias de Fundamentos de Comunicación en dos y tres dimensiones, luego dicte medios visuales IV y enseñe Solid Works.

 

Conociendo el Amor

Tres años después nació mi hija Marya y con ella un nuevo entendimiento: el amor incondicional. A medida que ella iba creciendo iba profundizando en la creatividad ya que durante este tiempo estudie la especialización en docencia universitaria y realice la investigación Elementos y Criterios de Conformación para la enseñanza aprendizaje del diseño y comprendí como el vacío, lo básico son la potencia de lo posible.

 

El Orden es Solo una Verdad

Tres años después nació Ysue quien me enseño que la manera en como se ordenan algunas cosas es solo un punto de vista, y a veces es necesario entender la realidad desde otras perspectivas, es así como la narrativa y el diseño de experiencias emergieron en mi universo conceptual. En paralelo estudie Filosofía de la ciencia y en la facultad se desarrollo el Seminario de Diseño donde empezamos a construir un pensamiento de diseño. Desde este periodo empecé a dictar Teoría 1.

 

Viviendo entre las nubes

Luego y gracias a nuestra búsqueda como familia encontramos un lugar entre las nubes, en Granada donde se abrió las posibilidades a comprender y aproximarnos al territorio de manera vivencial y establecer nuevas relaciones y vínculos con lo natural. Para este entonces empecé a dictar el Taller de cultura material y la unión de territorio y diseño. a partir de este planteamiento y apuesta formulé el proyecto Estética y sostenibilidad, un modelo de diseño para la valorización del territorio el cuál desarrollo en mis estudios de Doctorado.